El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Pere Sió Puig: el chollo sociovergente badalonés


En el centro, segunda fila, asoma el bigote de CiU en Badalona desde las primeras elecciones democráticas. 32 años a más de 60.000 euros por dedicación exclusiva sin contar el gabinete de abogados, las asesorías y otros cargos de la sociovergencia metropolitana de Barcelona.



Quien maneja a CiU en un oculto tercer plano. Delante, los que dan la cara.


El palacio modernista de Pere Sió Puig, en la emblemática, carísima y protegida Rambla de Badalona

El asesor del Ayuntamiento de Badalona Pere Sió reside en Ca l'Escanyaralets, un edificio modernista con un siglo de historia y catalogado como patrimonio de la ciudad. A finales de 2007, el alto cargo y ex concejal convergente inició una remodelación a fondo del interior de la finca situada en la Rambla de Badalona, siguiendo el proyecto diseñado por su hija, Anna Sió, arquitecta de profesión. A pesar de que ahora se ultiman los remates, Sió nunca ha dispuesto de autorización para comenzar las obras.

En la reforma de la casa, protegida bajo la categoría de Bien Cultural de Interés Local desde octubre de 1980, se renovó el pavimento, se sustituyó la cubierta, se tumbaron muros, se crearon nuevas plantas y se dividió el inmueble con tabiques para habilitar una vivienda para la hija del dueño y hombre de confianza del alcalde de Badalona, Jordi Serra. Sin embargo, EL MUNDO ha comprobado que en el servicio de licencias del Ayuntamiento consta que no se ha resuelto todavía la solicitud de obras mayores que la madre del asesor y propietaria del domicilio, Cèlia Puig, presentó el 1 de octubre de 2008, un año después de que se iniciaran los trabajos.

Inquirido por este periódico, Sió certificó que «todo es correcto» en la rehabilitación, amparándose en que en abril de 2008 el Govern dio por bueno un plan especial para restaurar la finca. Aún más, el alto cargo afirmó disponer de todos los permisos en regla.

Un albañil, sustituyendo el pavimento.

Un albañil, sustituyendo el pavimento.

En el registro municipal constan dos licencias de obras menores expedidas en agosto de 2006 y noviembre de 2007, por lo que se trata de trabajos que se completaron antes de la reforma que ha modificado en buena medida el aspecto de las estancias. De ese período figuran dos solicitudes en el Consistorio, pero ambas continúan en trámite. En la demanda de obras mayores, Cèlia Puig alega que se trata de reformar y ampliar la finca, justo lo que ya se ejecutaba en el domicilio. Contradiciendo lo apuntado en la solicitud, Sió argumenta que se circunscribe a modificaciones en las habitaciones que ocupa su hija.

El 21 de abril del año pasado, con el proyecto de intervención validado por la Junta de Gobierno Local y a nueve días de que la Dirección General de Urbanismo de la Generalitat lo aprobara, la madre de Sió pidió otra licencia. En este caso, rellenó un permiso de obras menores, en el que justificó la reparación de la cubierta.

Sin embargo, sólo dos semanas después de presentar dicha solicitud, los albañiles ya habían levantado la claraboya y buena parte del tejado, como se aprecia en las fotografías de las obras a las que EL MUNDO ha tenido acceso. La concesión de las licencias que se hallan en fase de estudio depende de la concejalía de Urbanismo, departamento que Jordi Serra dirige y compagina con el cargo de alcalde de Badalona desde abril de 2008.

La documentación de la que dispone este diario también demuestra que Sió depositó en enero pasado el aval con el que se asegura el pago de los eventuales desperfectos que se causen durante la rehabilitación. El importe de la garantía se tasa en un informe municipal y siempre se ingresa antes del inicio de las obras. Sin embargo, la reforma hacía meses que llevaba en marcha.

Según se observa en las facturas cotejadas, Sió abonó 21.756,96 euros a la empresa de albañilería que se encargaba de las obras el 28 de diciembre de 2007 en concepto de reparaciones por humedades en el tejado y algunas paredes. El pago se efectuó cuatro meses antes de que la Dirección General de Urbanismo se posicionara a favor de la intervención en el inmueble.

Los albañiles facturaron 37.450 euros a Sió el 20 de junio de 2008 y 58.850 euros el 20 de septiembre del mismo año. Según acusa la empresa, el alto cargo municipal les adeuda los 69.429,09 euros del último importe, fechado el pasado 30 de diciembre. Ante esas cifras, Sió replica que los operarios le amenazan con un 'chantaje'. «No tienen razón, pero si tienen que reclamar algo, que presenten una demanda», les reta Sió.

Por otro lado, los trabajadores señalan que en septiembre de 2007 emprendieron la reforma sin saber que las obras eran ilegales. Incluso la Guardia Urbana de Badalona multó con 120 euros a los albañiles el 3 de diciembre de 2007 por ocupar la vía pública sin contar con licencia, un hecho que les extrañó. De acuerdo con las fuentes consultadas, el coste de la remodelación se tasa entre 800.000 y un millón de euros.

Pere Sió Puig, de 60 años y ex concejal nacionalista en Badalona, es coordinador especial de Alcaldía, el cargo de confianza de mayor rango en el organigrama del Ayuntamiento, que comparte con otros tres asesores que dependen de Jordi Serra y que se encargan de velar por las actuaciones de las concejalías del Gobierno local, integrado por PSC, CiU y ERC. Sió cobra por estas funciones un sueldo que supera los 60.000 euros.

Etiquetes de comentaris: , ,



Archivo