El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

El Mas embustero y la suicida política de los pijofascistas, en Catalunya y por doquier

El rey Juan Carlos I es recibido ayer en Berlín por Christian Wulff, presidente de Alemania.
Hace ya años que los mejores preparados en España emigran a países donde sus sueldos corresponden -o se aproximan- a su aportación social. No hace muchos días que Alemania, con el mayor descaro, ofrece a los licenciados del mundo -sin reparos pero con preferencia ateos y/o cristianos- puertas abiertas para cubrir sus necesidades, desde enfermeras y médicos, hasta ingenieros o informáticos. Para mano de obra barata ya tiene 80 millones de polacos sin contar los bálticos.

Especialmente los bielorusos -el único país comunista de Europa- son codiciados y premiados con mil y una zanahorias por la fascista Merkel, la misma que con su jefe, el amo suizo del Deutsche Bank, Josef Ackermann, ha arruinado las economías de aquellos países que creyeron que iban a financiarles y no a especular con ellos hasta comprarlos baratos: Grecia, Irlanda, Letonia, Estonia, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Hungría, España...

En Londres el número de enfermer@s y médic@s españoles o de becarios en las fundaciones, dado que pueden triplicar lo percibido en España fácilmente, es una sangría que, sumada al aristocrático y fascista numerus clausus que limita la presencia de estudiantes en las universidades a los superdotados, hace que el déficit sanitario de profesionales no sólo es ya muy preocupante, sino que según todos los estudiosos supondrá un gravísimo problema en breve.

Hasta la fecha, el proceso seguido por la sanidad hispana para cubrir los agujeros que su gestión, irracional y sólo centrada en el beneficio, viene generando -con sus muertos y sus indemnizaciones millonarias a las víctimas que consiguen demostrar lo que les han hecho a cientos cada día- es la de importar médicos de lugares donde no hay númerus clausus y donde sus licenciados no se pueden comparar ni a un estudiante de tercero en Barcelona, con la excepción de los muy cotizados cubanos.

Como resultado, los errores médicos se multiplican, y los padece la sanidad pública, no las del sr Boi y amigos asociados de la privada, que se ahorran las escuelas con inmigrantes y los CAP donde la chusma comparte mocos, hace de conejillo de indias en la prueba de fármacos de sus amos o se vacuna como ganado con porquerías a precio de oro que luego se tiran caducadas. O se venden a África, caducadas, y se transportan en camiones de ONGs conducidas por salvapatrias de Sarriá, pijos enchufados a dedo, miembros de sectas criminales y otros héroes de los que hacen del mundo una úlcera purulenta con su vileza y bajeza moral.

Pero a nadie se le ocurre multiplicar, como sería lógico, las facultades de medicina y las de enfermería. Ya les va bien así y así vienen haciéndolo los gobiernos viejofascistas, con cartel y chapa de lo que esté de moda, en sus medios de propaganda para las masas imbéciles -los necios- y criminales -los que lo saben- que les votan y sostienen.

Porque ellos van por la privada de primera instancia -en todos los ámbitos, la judicial la primera y la legislativa al compás- y se pasan a la pública cuando el asesor privado -abogado o médico- se lo aconseja, por la puerta grande, sin listas de espera, y aplaudidos por la masa inerte que agoniza en las colas de la vida, siempre esperando un turno en la lotería de la asistencia social que aquí -algunos indecentes y otros por hacerse entender- llaman el estado del bienestar, como si este corral inmundo alguna vez se hubiera asemejado a Suecia, Suiza o demás países escaparate del capitalismo cuando había que engañar a los del otro lado.

Aquí, bienestar los que mataban comuneros o comunistas. Medioestar -copyright del Dr. Antoni Barbarà, pero sicopianopasaná- para la clase media y/o mediocre, y malestar crónico y agonía críticas para la mayoría.

Ahora todo es vertical, se sienten seguros. Lo controlan todo. Y están bien protegidos. Las leyes, el aparato judical y las fuerzas "del orden", son suyas. Y dios, el que sea, está de su lado.

Y Artur Mas miente obscenamente, como sólo un inmoral o un cretino podría hacerlo, diciendo que ellos, la CiU empantanada por todo tipo de delitos en los juzgados que aún no controlan, desarrollaron el estado de bienestar, confundiendo su particular estado del "bienestar impunemente robando de lo público para beneficiarse en lo privado", con aquello de lo que hablaban los socialdemócratas, hoy liberales como Zapatero y defensores del imperialismo triunfante y los concilios de pederastas.

Le recordaré alguna cosa, porque el alcohol -y el valium- es malo para la memoria: En Badalona, 18ª ciudad en población de España, en tres años de gobierno municipal, el PSUC dobló el número de escuelas públicas -hasta unas 50 para una población entonces de -censados- 220.000 habitantes. Y pasó los institutos de 1 a 3. En tres años... y decenas de manifestaciones masivas encabezadas por toda la corporación... comunista. Los otros, como hoy, ya llevaban los niños a la privada, lejos de la chusma, autóctona o foránea...

Y, en los mismos años, antes de que el gobierno comunista le montara unos cuantos pollos a las instituciones de aquí y de los madriles, el índice de camas por habitante del Barcelonés -5.000.000 de habitantes- ¡era inferior al de Uganda!

Can Ruti costaba 3.000 millones mínimos al año, ya acabadito y sin médicos ni enfermos, y fué Màrius Díaz, quien puso a UCD y su ministro, en un ascensor de Can Ruti, en el trago de declarar públicamente, ante el corresponsal de La Vanguardia, El Correo Catalán, el Avui, la Agéncia EFE y el Noticiero Universal, que esta vez UCD -después AP y PP- pondría el hospital en marcha antes de las elecciones..., no pas la Generalitat de Catalunya que mai va moure el cul més enllà de Vallvidrera, Cardedeu o Baqueira i Boina... sr. Mas!

Y, como éso, sr Mas de los ahorros en Liechtenstein, todo, todo, todo y todo. Ahí tiene las hemerotecas, entre ellas la de su Vanguardia, su Avui o su Correo Catalán, para reducir su amnesia o su ignorancia.

Vds. sólo hicieron algo para acallar las broncas y las protestas, sobornaron, clientelizaron o compraron, con sueldos o prebendas, y confundieron gobierno con negocio y administración pública con beneficio privado. Ese fue, para Catalunya, su largo y nefasto gobierno corrupto, sr. Mas, y no un estado del bienestar.

Le puedo mencionar detalladas subvenciones -no pedidas- de su Antoni Comas, el de Bienestar Social en edificios de lujo, para callar voces incómodas; o de su anterior, y ciertos escándalos a nivel europeo interdipuad@s de los que seguro, como de las juergas del beato Duran Lleida, tiene noticia, pero me guardo la dinamita porque aquí intento decirle, a vd y su oficinista Boí Ruiz, que su irresponsabilidad está costando muchos muertos -de los que su AVUI ARA no en parla ni Al Punt ni la Vanguàrdia ni en lloc- y que, en lo sucesivo, se multiplicarán -como los suicidios que tan bien saben disimular y esconder habitualmente con la excusa vieja y manida de aquello nazionalcatólico del cementerio civil...- por la incompetencia de unos y la imposibilidad de cualquiera de cumplir una tarea para la que no tiene los medios.

Su desvergüenza, honorable, es indecente. Su osadía, la propia de un inmoral. Y sus mentiras, las de un soberbio ignorante o de un descarado prepotente que habla sólo para la claca, los clientes, los corruptos y los vendidos.

Soy ateo y, como los hipócritas cardenales nazionalcatólicos o cualquier historiador de tercer curso, sé que nada hay más allá de ésto. Pero sé por eso que -como la historia juzga ya a su predecesor y maestro- ni su autismo ni sus giros y saltos de rana le servirán para acallar el clamor de la evidencia. La verdad es como es aunque la miren del revés:

Gobernaron como señores feudales y dejaron Cataluña esquilmada, con una sistema de financiación ridículo, que ya les iba bien porque a vds les enriquecía, que era el objetivo. Los no necios, recuerdan.

Y recuerde vd -si puede- que gobierna mediante una ley tramposa y antidemocrática, que se niega a modificar por no perder su cuota robada de poder, con sólo el 22% de un censo electoral que no le ha votado en un 78%. La dinamita, sr. Mas, explota como la paciencia, sin avisar. No juegue vd con tantos petardos falleros, que con los vecinos -sus amigos horteras del sur con los que tan bien se entienden en castellano- ya está la huerta bastante hedionda.

Ahora claman al cielo por un "concierto económico", tras 25 años de amnesia gobernando con las manos en el cajón, un brindis con mascletà que llene sus medios de propaganda de sandeces que aparten la evidencia de la mente de sus alelados súbditos, de que fueron vds los del Pacto del Majestic con aquel mezquino maleducado y genocida alcohólico compañero de misas, y con el Opus Dei bendiciéndoles como ahora y aconsejándoles, desde los Cementos Molins-Lafargue y Agbar-Abertis o de todo su equipo de burócratas obedientes que repiten las letanías que se les dictan los púlpitos de IESE y ESADE.

Hoy acabará en Alemania la "cumbre" -que en sus medios nadie menciona- entre el rey Juan Carlos -el suyo- y el presidente de la R.F.A., su ministro de exteriores y un nutrido grupo de empresarios de ambos lados, dentro de la 9ª edición de un pacto Hispano-Alemán que promueve "la coordinación de programas y objetivos entre las dos naciones". Y las primeras -y únicas- noticias que llegan informan que el acuerdo es que "América Latina" es un gran mercado y ha de centrar los objetivos... del fascismo europeo.

Aparte de que el mismo día y tras el segundo suicidio conocido de un Sócrates en 2.500 años, al fin, gracias a que la deuda de Portugal, propiedad del Deutsche Bank, dicen las agencias de rating -dominadas por los mismos bancos que falsean sus cuentas y las de los otros, como el citado de Merkel- que no vale nada y ha de pagar intereses de usura a esos mismos bancos que, en quiebra por gestión fraudulenta y bonus interpares, fueron salvados con dinero público por sus amigos en el gobierno, esa misma deuda pública que ellos compraron barata, con la que especulan y con la que manejan gobiernos como marionetas bien pagadas,

Desinvertir en Europa, precarizar la vida de los europeos, aplicar la directiva Bolkestein que al fin se ha aprobado -con votos de los salvadores del mundo verdes de Europa: Gràcies!-, y que permitirá contratar trabajadores rumanos con salarios de Rumanía -desde 160 a un máximo de 400 euros mes cobran los felices rumanos liberados por el fascismo de las garras del comunismo- en cualquier país europeo. Lo que, no hace falta ser normal siquiera, sr Mas, para entenderlo, dejará en el paro a quienes pretendan cobrar según convenio.

A trabajar todos a destajo, como en el Valle de los Caídos o en las empresas Siemens, Krupp, Yamaha y todas las demás en los buenos tiempos de su Führer, aquel impotente mutilado de guerra a quien financiaron las mismas compañías, familias y apellidos que hoy gobiernan Europa, desde sus bancos, sus transnacionales, sus tronos y sus poltronas.

Y, con el capital robado, comprar lo que queda, allá donde se resisten, con el civilizado argumento de que vds asesinan por los derechos humanos, como evangelizaban y quemaban o asesinaban a los infieles que se resistían a aceptarles por amos hace 500 años.

Señor Mas y oficinista Boí, Duran Lleida, sus farras y sus queridas enchufadas sin título: Gastenselo en medicinas, porfa: Tot, tot i tot.

¡Sería de justícia, si la hubiere!



Archivo