El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Atraco a la Sanidad Pública

La mafia armamentísticofarmacéutica, en colaboración con los financieros y pperos que no tienen donde especular, han apostado por lo fundamental, lo que nunca pierde, lo imprescindible: el último asalto a la sanidad pública.
Con todo el descaro, apoyados por la gentuza que se lleva en el bolsillo lo que debería gastarse en aumentar la cantidad y calidad de los ya muy precarios servicios sanitarios, ahora piden el copago de servicios farmacéuticos, la comida de los hospitales, el servicio de limpieza... y todo lo que en sus delirios de codicia y Jack Daniels se les ocurre. Madrid ya es suya, y en Barcelona tenemos una consellera que, amparándose en la financiación zapateril, amenaza con seguir esos mismos intereses ¡desde un gobierno que se vende "de izquierdas"!
Cuando se abrió Can Ruti, hace 30 años, el Barcelonés entero tenía un índice de hospitalización -camas por habitante- inferior al de Uganda, y no es ninguna exageración: menda publicó la noticia en Vanguardia, Avui, Efe, Noticiero y Correo Catalán. Ahí está, con lo que le costó al PSUC que gobernaba en Badalona.
Pues bien: ahora estamos mucho peor. Entérense y tiemblen. Si hubiere una catástrofe, una epidemia o cualquier fatalidad que precisara de auxilio sanitario masivo nunca nos dirían los muertos causados por la falta de asistencia, como vienen haciendo, para evitar el escándalo. Pero ésa es la situación cuando se pretende refundar el esclavismo: los amos nos quieren también enfermos, para así evitar ellos las colas.
En USA, su modelo de fascismo preferido a falta del abuelito gallego, casi 50 millones (la sexta parte de la población) carecen de medios para acceder a la sanidad y, sencilla y silenciosamente, se mueren. Yanquiland tiene el índice más alto de mortandad de todos los países industrializados, incluído el infantil, pero éso no es óbice para que los lameculos indecentes la llamen "el país más rico": ¿en qué? ¿En asesinos y víctimas, en amos y esclavos, en miedo e ignorancia, en codicia y miseria?
Ese es el modelo que, en pleno fracaso de todas sus gestiones, los mismos ladrones nos quieren imponer, el regreso al esclavismo industrial: 65 horas de trabajo, salarios de hambre, alimentos transgénicos experimentales y racionados y, contra el sindicalismo de clase: pistoleros, como en los buenos tiempos de sus abuelitos. Y afirmando además que "la gestión privada es más eficaz (en el robo) que la pública. En lo cual, con el paréntesis que ellos piensan y callan, siempre ha sido cierto, que se lo pregunten al Fabra, al Zaplana inexistente, Matas, al Aznar, la Botella (y la petaca) del Rajoy... o al botín y sus beneficios, ¡los más elevados del mundo bancario!, mientras los tontos cantan la canción de moda: Te jodes con la crisis Macarena, que el hambre y la miseria es cosa buena, no seas marica ni bollera, que le gustan más los bastos a la reina...!
Y se olvidan, cuando hablan de mala gestión pública, que los gestores públicos son, en este chiringuito fascista, los mismos que los privados, los mismos apellidos que los cardenales, los mismos apellidos que los altos funcionarios, los mismos apellidos de los mismos señores feudales, empezando por su real jefe que es ¡el cuarto botín del reino!
Yo encendía el hornillo con el Hola, por el gustazo de verlos arder, ahora he vuelto al huecograbado franquista, y ahorro en papel de water y en psicólogo. ¡Hay que ahorrar y no gastar en pijadas!


Archivo