El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Marca España y Marca Cataluña: la mierda, el palo y la bandera/senyera

Marca España: Rajoy, Cospedal y la corte de los milagros ensobrecidos. Marca Navarra: Barcina, UPN o Unión Porlapasta Navarra; Marca País Valencià alias iberobarberá: La dama de Vutton i el resto del avispero ppro. Marca Aragón: La Rudi y sus lapas de secano. Marca galega: el pulpo Feijoo y sus narcos, con el capo Mariano probándola. Marca ibéricobalear: Bauzá, sus farmacias, sus negocios y sus pijos idiotas con son yate blanco i sa coca. Marca extremeña: los pata negra falangistas de siempre, viviendo de lo robado y jugando a petanca con bellotas. Marca catalana: Mas y la banda, cobla en la intimidad, sus comisiones, sus chiringuitos y una Caixa, para guardarlo todo, envuelto en una bandera pisoteada, pateada y con la marca de fábrica Made in Bangla Desh.

Y, gobernándolo todo, una monarquía made in probeta Dexeus, de inmigrantes invasores grecoromanos y sus huestes depredadoras de colocados, mamones, ladrones de alta cuna y de bajos fondos.

Nada nuevo, para quien conoce bien el paisaje y paisanaje local. Pero, más allá de que Rajoy y las JONS persistan en su Movimiento, una Cataluña que pretende alzarse ante el mundo y reclamar su justa independencia de la banda de depredadores cortesana no puede tener por mástil de la senyera un desvergonzado chorizo que se ha lucrado, junto con su partido, de millones -6'6 según el fiscal y 5'1 según el juez sólo con la operación de la linea 9 del metro- del pueblo al que pretende "guiar" hacia un Qatar disfrazado de isla griega.

Así están las cosas, y si ERC, o quien sea, se sienta con ese tipo y ese partido de ladrones comprobados -y lo pendiente y aletargado en los tribunales que es ingente (Cas Port de Barcelona, ITV y Oriol Pujol y cia, caso Clotilde y la mafia rusa...), a negociar nada, está legitimando y aceptando el que este país sea un nuevo Kosovo: un estado criminal gobernado por una mafia. Para ese viaje no hace falta ser y vindicar la nación, con seguir siendo la cuadra de la corte, basta.

Lo de hoy: El juez del 'caso Palau' corrobora que CDC cobró comisiones ilegales

El juez de Barcelona que investiga el saqueo del Palau de la Música considera que de las diligencias de investigación practicadas se deriva que CDC percibió de Ferrovial, bajo el encubrimiento de donaciones en concepto de patrocinio a la entidad, sumas de dinero -unos 6'6 millones de euros- que obedecen "al pago de comisiones por obras públicas adjudicadas a esta constructora por el Gobierno de la Generalidad de  Cataluña y por otras entidades públicas".

Mantiene la imputación para el extesorero de CDC Daniel Osàcar y para el exdiputado de CiU Jaume Camps. Imagen: Joan Grau Cànoves.

En el acto, en el que se dan por terminadas las pesquisas, el juez asegura que en este desvío de fondos participaron los directivos de Ferrovial Pedro Buenaventura Cebrián y Juan Elizaga, y por parte de CDC, los tesoreros Carles Torrent, fallecido en 2005, y Daniel Osàcar, su sucesor, así como el imputado y exdiputado de CiU Jaume Camps.

El juez también destaca "la intervención de otros cargos responsables del partido que ejercieron el ascendente necesario sobre los cargos públicos de la Generalidad de Cataluña y de otros organismos públicos locales vinculados al partido y que tenían la facultad de decidir la adjudicación de obra pública". La identidad de estos dirigentes del partido no ha podido ser desvelada, según la instrucción.

Así, a través de este sistema Ferrovial pagó supuestamente a CDC 5.187.199 euros en comisiones por la construcción de la Línea 9 de Metro de Barcelona, ​​por la construcción de la Ciudad de la Justicia, de un nuevo pabellón en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) gobernado por el partido, y por obras de revestimiento de la acequia Bellet en el margen izquierdo del río Ebro.

En este trasvase de fondos, según el juez, por parte del Palau intervino el que era presidente de la entidad, Félix Millet, su mano derecha, Jordi Montull, su hija Gemma, y el entonces directora general, Rosa Garicano. El magistrado señala que por este conducto del Palau la empresa Ferrovial abonó a CDC comisiones por adjudicación de al menos cuatro obras, entre ellas, la construcción de la línea 9 del metro de Barcelona, ​​de la Ciudad de la Justicia y de un nuevo pabellón municipal en Sant Cugat del  Vallés. La constructora abonaba, incide el juez, por regla general, una comisión del 4% del importe de la obra adjudicada, un 2,5% del cual se asignaba a CDC, y el 1, 5%, a Millet y Montull. Campos también recibió remuneración.

El pago de comisiones a CDC se hizo a través de entregas en efectivo, mediante presunta facturación falsa a determinadas empresas proveedoras del partido y mediante aparentes "convenios de colaboración con la Fundación Trias Fargas", vinculada a CDC.

El juez también relata apropiaciones para usos particulares de fondos del Palau para Millet y Montull. Según Pijoan, de la investigación se desprende que se han podido cometer los delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida, falsedad en documento mercantil, delito fiscal y blanqueo de capitales, entre otros.

El juez mantiene la imputación para 17 acusados, entre ellos los máximos responsables del Palau, de Ferrovial y los dirigentes de CDC encausados.

CDC recibió comisiones ilegales en el 'caso Palau'

El fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled considera que hay "indicios suficientes" para probar que Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) se financió de forma irregular a través del Palau de la Música. En un escrito de 37 páginas, remitido al juez del caso Palau, el fiscal desgrana con todo lujo de detalles los delitos cometidos por Fèlix Millet y quien fue su mano derecha en la institución musical, Jordi Montull. El fiscal concluye que el partido de Mas cobró 6,6 millones en comisiones ilegales y señala que la constructora Ferrovial pagaba un 4% en comisiones a cambio de diversas adjudicaciones de obra pública.


Archivo