El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Millet 1972: Pujol, Banca y Renta Catalana, BCI...


Millet: Un curriculum de chistorra.
Nadie puede decir que lo de Millet fue una sorpresa, y menos aún sus padrinos, amigos y sociovergentes, como su paredro Luis García, el fiel pretoriano de la coalición de poder en la sombra de Catalunya que era ya "el mismo de antes". Pues unas son las apariencias y el decorado y muy diferentes -y evidentes- los trapicheos entre pasillos y bambalinas que vienen repartiéndose la tajada por estos pagos de bandoleros.

Ya en 1974 Félix Millet entraba en Renta Catalana, se llevaba la pasta, se hinchaba de deudas con la Banca Catalana de Pujol y acababa en un escándalo que alcanzaba en la salpicadura la banca gallega del Banco de Crédito Inmobiliario.

Paralelamente, Pujol entraba en contubernio, poco antes de las elecciones, y cargaba con el muerto del Banco de Alicante, de los hermanos Martín Villa (Rodolfo, exgoberndor franquista de BCN y triunviro con Fraga y Suárez de la UCD de Juan Carlos, madre de AP, la cual a su vez abortaría a la actual generación del PP) , el famoso polígono Montigalá, donde ahora hay ikeas y carrefoures, y que debía albergar viviendas para 60.000 badaloneses. Entre unas y otras inversiones, Banca Catalana desapareció entre pleitos en las papeleras y, a cambio de lo fundido, Jordi Pujol se hizo con el virreinato en Catalunya, como en tiempos de aquel Guzmán, el conde duque de Olivares, que ideó el estado de las autonomías ya con los austrias.

Después, ya en 1992, Oriol Pujol Ferrusola entraba en una Agrupación Mutua encabezada por el mismo Félix Millet y que también arrastró sentencias de la Audiencia Provincial de Barcelona en el 96. No es cosa de dos días, ni un cardo solitario, sino el eje de un tiovivo en el que medran y se divierten, desde que Franco era cabo, la misma burguesía corrupta y caciquil, pequeños Luis XIV que ensombrecen y menguan al país hasta convertirlo, más que en una nación vanguardista, en un chiringuito hortera de playa, lleno de carteristas y la paella cara y muy pasada:



1983: Procesados de nuevo Félix María Millet e Ignacio Baquer por el caso de Renta Catalana

Félix María Millet e Ignacio Baquer Miró, procesados el pasado 30 de abril por un presunto delito de estafa supuestamente cometido en la empresa Renta Catalana, han sido procesados ahora por un delito de falsedad en documento oficial. El juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, a raíz de esta ampliación del auto de procesamiento, ha decretado la libertad provisional para los implicados, después de fijarles una fianza de un millón de pesetas a cada uno.La ampliación del auto de procesamiento dictado contra Félix María Millet ha provocado cierta espectación en medios jurídicos, por tratarse de una personalidad estrechamente vinculada a los sectores tradicionales del catalanismo.

Félix María Millet Tusell es presidente del Orfeó Catalá y miembro del Consorcio del Palau de la Música. Entró en Renta Catalana cuando la firma había entrado ya en crisis. Su nombre, junto con el de José María Trías de Bes y Joaquím Molins, fue utilizado por la financiera con finalidad propagandística en un último intento por reflotar la empresa.

Con esta ampliación del auto, dictado por el magistrado José Francisco Valls Gombau, se entra en el fondo del supuesto fraude de Renta Catalana. Según los abogados querellantes y los afectados, el supuesto fraude de Renta Catalana se consumó cuando los responsables de las 17 empresas comanditarias, otorgándose una representatividad recogida únicamente en la letra pequeña de los contratos, decidieron en 1980 celebrar una junta para disolverse y traspasar todo el capital de las diferentes empresas a Renta Catalana Sociedad Anónima.

Con esta operación, los cuentapartícipes se convirtieron en socios de una firma anónima, carente de beneficios, soslayándose de esta manera la obligación de pagar los dividendos prometidos en el momento de la captación del capital e imposibilitando también la recuperación del dinero invertido. Según el magistrado juez, esta Junta de accionistas ficticia, que jamás se llegó a celebrar, fue debidamente consignada en los libros, constituyéndose así el supuesto delito de falsedad en documento oficial que ahora se trata.

En el documento, el juez asegura textualmente que "Ignacio Baquer Miró, abusando de unas delegaciones generales de voto de los socios comanditarios de las diecisiete sociedades de Renta Catalana, y sin convocar reunión alguna, fingió haber celebrado una reunión en la que se disolvían las sociedades, traspasaban su patrimonio a Renta Catalana y aprobaban el balance de la sociedad".

Ingresan en la modelo de Barcelona tres responsables de Renta Catalana
Barcelona - 06/05/1983
Ignacio Baquer Miró, Eduardo Guillén Ulloa y Félix María Millet Tusell han ingresado en la cárcel Modelo de Barcelona, acusados de un presunto delito de estafa supuestamente cometido en la gestión de la inversora inmobiliaria Renta Catalana. La orden de prisión fue decretada por el magistrado juez José María Flors Maties, titular hasta ayer del juzgado de instrucción número 7, como conclusión a la instrucción del voluminoso sumario 150 de 1981. El pasado 30 de abril el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona dictó un auto de procesamiento contra Ignacio Baquer Miró, Eduardo Guillén Uloa, Félix María Millet Tusell y Antonio María Baquer Miró, responsables de la empresa inmobiliaria e inversora Renta Catalana.

En el mismo auto de procesamiento se contempla la actuación en la sociedad de Josep Maria Trias de Bes y Joaquim Molins, diputados de Convèrgencia Democrática de Cataluña, y se acuerda trasladar su caso al Tribunal Supremo, por si se considera que su actuación pudiera ser constitutiva de delito.

El auto dictado por el juezconcluye asegurando que los hechos descritos son constitutivos de un delito de estafa y que procede imponer a los procesados una fianza de diez millones de pesetas, y como responsabilidad civil subsidiaria se señalan 1.000 millones de pesetas.

Sólo se pudo detener a Antonio María Baquer Miró, a quien se trasladó al juzgado y se le comunicó su situación; Baquer Miró entregó una fianza de diez millones de pesetas y se le tomó la declaración indagatoria, dejándosele posteriormente en libertad provisional.

Renta Catalana surgió en 1972 de la mano de los hermanos Baquer Miró y en un momento de euforia inmobiliaria. Dos años después (1974), y cuando empezaban a registrarse en España los primeros desastres inmobiliarios -entre ellos Sofico-, Renta Catalana fue escenario de una pugna interna. Mientras por una puerta salían algunos de los fundadores de la firma, por otra entraban Félix María Millet Tusell, Josep Trias de Bes y Joaquim Molins, tres prohombres de la vida social catalana relacionados con el partido de Jordi Pujol.

En 1978, ante las dificultades económicas de la inversora y la imposibilidad de entregar los intereses a los clientes, el consejo de administración adoptó la decisión de convertir a los cuentapartícipes en miembros de la sociedad anónima.

La operación finalizó con un argumento increiblemente lógico: "Ustedes ahora son socios de una sociedad que no tiene beneficios y, por tanto, no podrán cobrar intereses".

Con esta operación se eludían las responsabilidades contraidas con cerca de dos mil inversionistas, pero se provocó a continuación una lluvia de querellas que fueron a parar a numerosos juzgados de Cataluña. Con el paso del tiempo las acciones judiciales se han llegado a la mesa del magistrado Flors Maties, quien después de una, minuciosa instrucción ha decidido dar por concluida la causa y enviar a la cárcel a los principales responsables.

http://www.xornal.com/opinions/2009/10/26/Opinion/relaciones-felix-millet-tusell-banca-gallega/2009102620591085751.html
Las relaciones de Félix Millet Tusell con la banca gallega
En el pasado mes de septiembre supimos que el presidente del Orfeó Català y del Palau de la Música Catalana de Barcelona, Félix Millet Tusell, volvió a protagonizar una estafa con la presunta apropiación de unos 10 millones de euros de las arcas de ambas entidades.

No es la primera vez que tiene graves problemas con la justicia, pues en mayo de 1983 ya ingresó en la cárcel condenado por otro delito de estafa cometido en la gestión de la inversora inmobiliaria Renta Catalana, S.A. El origen de ese ingreso se produce en 1972 cuando se funda esa sociedad en un momento de euforia inmobiliaria similar al que hemos pasado recientemente. Poco después, en 1974, coincidiendo con el descubrimiento de la estafa de Sofico, de similar operativa a la de Renta Catalana, Félix Millet entra en la dirección de la empresa.

Más tarde, en 1978, ante las dificultades económicas que ya se manifestaban y la imposibilidad de abonar los intereses pactados con sus clientes, la dirección de la empresa optó por capitalizar las deudas con los inversores, convirtiéndoles en socios. Las querellas presentadas como consecuencia de esta decisión unilateral terminaron con Millet en la cárcel junto con Ignacio Baquer Mirón y Eduardo Guillén Ulloa.

BANCO GALLEGO

También en 1972 se produce la compra del 30% del capital del compostelano Banco de Crédito e Inversiones (después Banco Gallego) por Banca Catalana y una sociedad de inversión vinculada al grupo Rumasa. Tras un período de lucha por el control del banco protagonizado por ambos inversores, en 1974 Banca Catalana pasa a controlar la mayoría del capital gracias a una participación del 57,6% en el mismo.

En 1979, con Renta Catalana en plena crisis y un aluvión de demandas judiciales por el motivo antes comentado, a Félix Millet se le amontonaban los problemas, pues mantenía unos 260 millones de pesetas en créditos bancarios personales contraídos precisamente con el Banco de Crédito e Inversiones, siendo por aquel entonces el principal cliente de la inversión crediticia del banco.

Esta anormal circunstancia que se aleja de toda buena práctica bancaria, implicaba que un particular, directivo de una empresa sumida en una profunda crisis, concentrase una cifra muy elevada de endeudamiento en una entidad de pequeña dimensión. Pero todo obedecía a poderosas razones, dado que existían estrechas relaciones entre la inmobiliaria Renta Catalana y Banca Catalana, gracias a la cual un hermano de Félix, Xavier Millet, era consejero del Banco de Crédito e Inversiones, lo que permitía explicar esas facilidades crediticias.

Millet, hombre de confianza... de la Caixa

http://prensa.lacaixa.es/view_object.html?obj=705,c,1374
La Asamblea General de "la Caixa" aprueba la gestión del ejercicio 2004 y el presupuesto de la Obra Social para el año 2005. Como consecuencia de todo ello, la Comisión de Control pasa a tener la siguiente composición:
Presidente: Enrique Corominas Vila
Secretario: Fèlix M. Millet Tusell

La Comisión Ejecutiva la formarán los vicepresidentes Salvador Gabarró Serra, Jorge Mercader Miró y Manuel Raventós Negra, así como los consejeros Amparo Camarassa Carrasco, Manuel García Biel, Javier Godó Muntañola y Miguel Noguer Planas.

La Comisión de Obras Sociales estará integrada por Salvador Gabarró Serra, Jorge Mercader Miró, Javier Godó Muntañola, Marta Domènech Sardà, Inmaculada Juan Franch, Justo Novella Martínez, Magín Pallarès Morgades, así como Isidro Fainé Casas, Director General de “la Caixa” y José F. de Conrado y Villalonga, Director General de la Obra Social y la Fundación “la Caixa”.

La Comisión de Inversiones estará integrada por Manuel García Biel y Manuel Raventós Negra. La Comisión de Retribuciones la formarán Salvador Gabarró Serra y Jorge Mercader Miró.

http://www.agbar.es/cat/a-7-3_equipo_directivo.asp
Agbar, SA
President
Sr. Jordi Mercader i Miró*
Vicepresidents
Sr. Gérard Mestrallet
Sr. Manuel Raventós Negra*
Suez Environnement España, S.L.
(persona física representant: D. Jean-Louis Chaussade) *

En 1975, se constituyó el Grupo Agbar cubriendo sectores económicos tan diversos como el abastecimiento de agua potable, el saneamiento o la construcción. Posteriormente se expandieron sus actividades a los campos de asistencia sanitaria, inspección técnica de vehículos y recaudación de tributos.

El 6 de Junio de 2006, La Caixa vende Inmobiliaria Colonial.
6/06/2006 - Opa a 63 euros: La Caixa vende Colonial a Inmocaral, el nuevo gigante inmobiliario de Luis del Portillo...
eleconomista.es/Agencias
Y, a 17/12/2009, 38 meses después, el GIGANTE PORTILLO: Luis Portillo bordea la quiebra con unas pérdidas acumuladas de 453 millones
Dinero - Lainformacion.com - "Está desaparecido del mundo empresarial. Sus esfuerzos se centran en intentar levantar sus compañías".

En el 2007, el grupo Agbar vendió Applus+, compañía española de inspección y certificación con operaciones en España y otros países europeos y americanos, al grupo de capital riesgo Carlyle (75%) (de David Rubinstein, jefe de los 2 Bush, Jimmy Carter, Taksin Shinawatra...) y a un grupo de empresarios y cajas catalanas lideradas por la Caixa Catalunya de Narcís Serra (25%) .

Tras una OPA conjunta en 2008, el grupo francés Suez pasó a controlar el 56% de Agbar y Criteria, el grupo de inversiones de La Caixa, el 44% restante.

1. «Criteria se hace con el 44,1% de Agbar después de la opa conjunta con Suez- Lavanguardia.es».

18/01/2008: Criteria, el holding de empresas participadas de La Caixa, se ha hecho con el 44,1% de la compañía de servicios Agbar después de la opa conjunta lanzada con el grupo francés Suez, según ha comunicado Criteria en una nota. Después de esta opa conjunta, Suez es el primer accionista de Agbar, con el 56% de la sociedad, y Criteria el segundo, con el 44% del capital.

El curriculum de Luis García:
http://elcolomimissatger.blogspot.com/2010/06/luigi-garcia-saez-el-chivo.html

Otras pistas:
http://elcolomimissatger.blogspot.com/2010/05/en-quim-ah-en-joaquim-molins-amat-el.html

http://lacasaeuropa.blogspot.com/2010/04/narcis-serra-samaranch-y-la-corrupcion.html

Etiquetes de comentaris: ,



Archivo