El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

L'UE es prepara a consumar l'estafa tòxica del baix consum


La Unió Europea està a punt d'implantar l'ús generalitzat de les bombetes de baix consum. Les seves teóriques avantatges han estat àmpliament publicitades, no així les desavantatges, molt més abundants i ara ja conegudes, malgrat el silenci dels ministres "competents".

L'ús d'aquestes làmpares hauria de suposar un estalvi de fins al 80% d'energia, en comparació amb les bombetes incandescents. La raó venuda indecentment és molt simple, les de baix consum converteixen l'energia en llum i no en calor i, si bé el seu preu és superior a les tradicionals, la seva eficàcia acabaria inclinant la balança a favor perquè la seva vida útil és molt més llarga, de mitjana sis vegades més que les incandescents.

Bé, mentira podrida! Sobre tot per que la teòrica durada NO ÉS GARANTIDA PER CAP DEVOLUCIÓ DE L'IMPORT ESTAFAT QUAN DURA UN DIA, UNA HORA O UNA SETMANA, COM A MOLT. L'altra dels avantatges venuts i publicitats és que redueixen les emissions de diòxid de carboni, causants de l'efecte hivernacle i el canvi climàtic, però contaminen amb un tòxic pitjor: els vapors de mercuri.

Encara més: Una anàlisi més exhaustiva d'aquestes bombetes ens mostra el seu costat més fosc.
El Doctor Eduardo Rodríguez Farré, metge i investigador especialitzat en toxicologia i farmacologia, membre fundador del Comitè Antinuclear de Catalunya i membre del Comitè Científic de la Unió Europea sobre Nous riscos per a la Salut, dóna bona llum a aquests aspectes foscos per la publicitat institucional pagada amb diners públics.

Dr Eduardo Rodríguez Farré

Per començar les bombetes de baix consum emeten radiació ultraviolada (UV). Si la llum es troba a molt poca distància del cos durant moltes hores l'exposició pot causar enrogiment a la pell.

Una altra precaució que cal tenir en compte és que aquestes llums contenen al seu interior 5 mil.ligrams de vapor de mercuri. Aquest element químic és altament tòxic. No per res des de l'abril del 2009 no es poden fabricar ni vendre termòmetres de mercuri a l'Unió Europea.

La prohibició dels termòmetres de mercuri es va imposar per tal d'evitar els greus problemes que causa aquest metall pesat en els éssers humans i l'ecosistema. Per aquest motiu, si una persona vol desfer-se d'aquests termòmetres ha de dipositar-los en els cubells de deixalles químiques. En conseqüència, el mateix tractament residual que donem a les piles o bateries hauran de rebre les bombetes de baix consum. Ara bé si una llàntia es trenca s'han de tenir en compte les següents precaucions:

· No tocar la bombeta. No inhalar el vapor de mercuri. Es recomana utilitzar guants de goma per recollir les restes. S'han de posar els fragments de vidre en una bossa de plàstic segellada.
· No s'ha d'utilitzar l'aspiradora elèctrica per recollir les restes del llum.
· Evacuar a les persones de l'habitació durant quinze minuts com a mínim i ventilar bé l'ambient.

Amb tants inconvenients, cal preguntar-se llavors: Què s'amaga darrere de la decisió europea?
Un Món Millor va trasl.ladar aquest dubte al Dr Rodríguez Farré: "Aquesta és una opinió personal, però, com sempre, hi ha l'interès econòmic. Si vostè és fabricant de bombetes i les va a vendre molt més cares per aquesta tecnologia, i a més hauran de substituir totes les antigues bombetes... doncs, hi ha un interès econòmic! Un interès econòmic en contraposició als interessos de la protecció de salut ambiental i de la salut pública humana. Hi ha un criteri que és molt clàssic en salut pública que es remunta a l'època dels grecs: En el dubte, abstenir-se".

Conclusions

Per tot això, tot sembla indicar que les bombetes de baix consum no són la panacea universal. D'una banda es llança la proposta de reemplaçar les bombetes tradicionals per les de baix consum i de l'altra es demostra que aquesta idea lluminosa no és tan brillant i, per si fos poc, tot sota un pseudo embolcall ecològic, on s'amaguen refulgents raons econòmiques i antiecológiques.

Sartre tenia raó: La nàusea ens envolta i il.lumina!


http://www.rnw.nl/espanol/article/bombillas-de-bajo-consumo-luces-y-sombras


PELIGRO E INCONCIENCIA. LAMPARAS DE BAJO CONSUMO

“Desocupar la habitación y ventilarla durante al menos 15 minutos. No usar una aspiradora. Limpiar utilizando guantes de goma y evitar la creación e inhalación de polvo del aire. Recoger todas las partículas y fragmentos de vidrio y colocarlos en una bolsa de plástico. Limpiar el área con un paño húmedo y a continuación ponerlo en una bolsa y sellarla. La bolsa no se debe tirar a la basura. Todos los ayuntamientos tienen la obligación de disponer de las medidas necesarias para la eliminación de los residuos peligrosos”.

¿Sabe qué es eso? No son las instrucciones por si se rompe una ampolla de antrax. Son aconsejadas por el Department for Environment, Food and Rural Affairs encargado de la protección ambiental en el Reino Unido para el caso de que una lamparita de bajo consumo se rompa.

EL ENEMIGO EN CASA

Desde BIOS hemos venido alertando desde hace más de un año acerca de la inconveniencia sanitaria, ambiental y operativa de las lamparillas de bajo consumo.

Nuestras observaciones pueden sintetizarse es estos 11 puntos:

1. - Hay lámparas que iluminan menos que lo especificado en los envases

2. - Hay lámparas que duran mucho menos que la canti dad de horas que figura en la caja contenedora

3. - Algunas lámparas no son eléctri­camente seguras y podrían ser causantes de incendios

(REF/ INTI, Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Argentina. 2009, que además anuncia que “no ha realizado estudios específi cos sobre impacto ambiental ni de disposición final luego del uso de las lámparas fluo rescentes compactas con balasto electrónico incorporado, conocidas como lámparas de bajo consumo.”)

4. - Generarán contaminación con mercurio

(REF INTI, “el mercurio puede permanecer por mucho tiempo en la atmósfera antes de depositarse (…) Ocasiona una amplia gama de efectos sistémicos en humanos (riñones hígado, estómago, intestinos, pulmones y una especial sensibilidad del sistema ner vioso), aunque varían con la forma química. Los microorganismos convierten el mer curio inorgánico en metilmercurio, una forma química muy tóxica, persistente y bioacumulable y que, además, se absorbe fácilmente en el tracto gastrointestinal huma no”.) 50 millones de lamparitas producirán 250 kilos de mercurio.

5. - No hay certezas en los organismos nacionales sobre cómo operar su recolección ni tratamiento

(REF/ Dir. de Residuos Peligrosos, Dir. Nac. de Control Ambiental, Subs. de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de la Contaminación “Esta DRP no tiene conocimiento de la realización de tales estudios de impactos ambientales por parte de este organismo ni de otros.(…) La dificultad se presenta a la hora del descarte, dado que deben ser gestionadas como residuos peligrosos debido a su contenido en mercurio y otros metales.)

6. - El mercurio emitido por rotura, queda mucho tiempo en la habitación.

(REF/ Estado de Maine – USA. EPA y informe Shedding Light on Mercury Risks from CFL Breakage - The Mercury Policy Project “demostró que en caso de rotura (…) las concentraciones de mercurio en la habitación donde una lámpara se rompe permanecen elevadas. El mercurio se adhiere a todo tipo de fibras textiles -alfombras, cortinas, ropa, etc.- que después pueden desprender vapores de mercurio durante mucho tiempo.”)

7. - Generan riesgos domésticos

(REF/ “Hay evidencias de que una iluminación baja puede dar lugar a un mayor número de caídas en personas con poca visión” Royal College of Ophthalmologists UK)

8. - Son potencialmente dañinas para la piel pues EMITEN RADIACION UV

(REF/ “Estamos preocupados por los riesgos para los pacientes sensibles a la luz que tienen severos trastornos en la piel”. Harry Moseley -consultor científico en la escocesa Universidad de Dundee en declaracions a la BBC. Recomendación del Consejo de Europa de 12 de julio de 1999 “Las personas que utilizan este tipo de lámparas -por ejemplo como lámpara de cabecera, muy cerca de sus cabezales, en sus mesas de trabajo o en sus despachos pueden estar expuestas, según la distancia y potencia de esas lámparas, a unos campos eléctricos de 2 a 100 V/m e incluso más”.)

9. Pueden producir problemas en la visión

(Ref/ “su centelleo puede provocar migrañas, fatiga, confusión, vértigo, zumbido en los oídos, problemas en los ojos, náuseas e irritaciones de la piel además de agravar la sintomatología de las personas sensibles a los campos electromagnéticos.” Antonio F. Muro, investigador español.)

(Ref2/ “Las fluctuaciones de la luz fluorescente afectan a la actividad subcortical. Eysel y Buranndt (1984) estimularon las neuronas visuales del gato mediante la observación de una superficie que subtendía a 50 grados, estímulo mayor que los utilizados en los estudios fisiológicos de neuronas aisladas. Se iluminaba la superficie con luz fluorescente, con luz incandescente de la misma brillantez o con luz diurna.” “la pulsación de alta frecuencia de luz perturba el control de los movimientos oculares en los pacientes explorados.” “El efecto de la luz pulsátil en los movimientos oculares puede ayudar a explicar la ligera disminución del rendimiento en la función de búsqueda visual observada en un trabajo de Rey y Rey- Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998)

10. Pueden producir cefalea

(REF/ “Golla y Winter (1959) demostraron que, a diferencia de los controles, en las personas que sufrían de cefaleas episódicas la amplitud de las respuestas a la luz intermitente era mayor con frecuencias de destello de 20 Hz que con las frecuencias bajas, lo que se denominó respuesta H (H-response)”. Anales de la Sociedad Ergooftalmológica Española1998)

11. Es discutible que ahorren energía

(REF/ Según el INTI, al generar menos luz que su equivalente de filamento, el usuario instala dos y hasta tres bombillas de “bajo consumo”, con lo cual el ahorro real energético es despreciable, si acaso lo hay.)

Se argumenta que las emisiones atmosféricas de mercurio debido a la generación de energía en usinas de combustible fósil, sería mayor que la posible carga de mercurio al ambiente de los residuos de lámparas. Creemos que es una paradoja engañosa, pues si se deben poner más unidades o de mayor potencia para equiparar la luminosidad en la mayoría de las unidades que se venden o entregan de segunda o tercera marca, y además, en uso doméstico, duran un 80% menos (por lo cual hay que recambiarlas muy frecuentemente) las emisiones serán si no las mismas, mayores. Además, ¿buscamos equiparar emisiones, o evitarlas?

Hace más de un año (24/06/08) nos hemos presentado formalmente ante la Defensoría del Pueblo de la Nación para que se nos permita ejercer la libertad de optar por lámparas de filamento, atentos a todas estas razones, en salvaguarda de nuestro derecho de elegir qué comprar, y preservar nuestra salud y nuestro ambiente.

Estamos a la espera de dictámen, ya que se encuentran recopilando las respuestas de los organismos e instituciones científicas vinculadas al caso.
Contacto: Lic. Silvana Buján
http://argentinacontaminada.blogspot.com/2009/10/peligro-lamparas-de-bajo-consumo.html


Archivo