El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Pekín: "vagones para damas"


El Metro de Pekín tendrá vagones para damas para prevenir el acoso sexual
Las autoridades de la capital china barajan la creación de "vagones para damas" en el Metro de Pekín para prevenir los casos de acoso sexual, informó hoy la agencia Zhongguo xinwen.

Los autores del respectivo proyecto de ley, sometido ya al examen de la asamblea municipal, sostienen que "más de un 40% de las pasajeras sufren de acoso sexual" en los vagones del subterráneo, "especialmente, en las horas punta cuando se viaja apretujado". La creación de vagones exclusivos para damas, en su opinión, "reviste suma importancia para el desarrollo de una sociedad culta" en China.

Para las extranjeras residentes en este país el asunto es aún más complicado. "Son acosadas con mayor frecuencia porque no pueden oponer resistencia verbal", explicó una rusa llamada Ana. "En cuanto a mí, presiono con un tacón sobre el pie del ofensor, sin decir nada. Nunca me ha fallado", agregó.

El acoso sexual se penaliza en China desde diciembre de 2005, fecha en que entró en vigor la nueva versión de la Ley para la protección de los derechos de la mujer. La primera sanción a raíz de este delito se dictaminó en julio pasado.

Actualmente, los legisladores chinos debaten también la posibilidad de castigar el acoso sexual contra varones, para igualar a los representantes de ambos géneros.

¿Para cuando en los países "desarrollados"?
¿Para cuando una espanderetolandia educada?
La cosa parece coña, pero refleja un modelo global de lógica política cuyas reverberaciones alcanzan los inabarcables límites de lo absurdo.
¿Podría ampliarse la frecuencia de trenes para evitar los apretujones?
En una melé, donde el que choca es el de enfrente y los que empujan están detrás, ¿son todos cómplices del mismo delito en igual grado o unos son tentativa y el otro consumado?
Si la acosada o el acosado son muy fe@s y huelen muy mal, ¿será un agravante o un eximiente?
¿Se considera acoso sexual el oficio de los empujadores en los metros nipones y otros pagos?
¿Quién vigila por dónde empujan?
¿Son todos del mismo sexo o interés sexual?
¿Empujan l@s homosexuales? ¿A quién?
¿Habrá vagones para l@s homosexuales de amb@s sexos o para los misógenos y las misántropas con certificado médico?
¿Tienen derecho los hombres a ir sólo con hombres y blasfemando con alegría, pedándose con placer imperial y eructando como un cardenal, en vez de someterse al impacto hormonal de sentirse rodeado y observado por las amigas de Macbeth ante el caldero?

Són dubtes que a un colomí, amb claustrofòbia métrica, li fan tremolar les plomes!

Decía Machado, en un poema que se autocensuró tachándolo y del que sólo se suelen publicar las dos primeras estrofas:
Hay un español que quiere
vivir, y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo ¡te guarde dios!,
que una de las dos españas
ha de helarte el corazón.

Y la censurada por el poeta republicano y maestro de personas:

En esta España de los pantalones
lleva la voz el macho mas,
cuando un negocio importa,
lo resuelven, las faldas, a escobazos.


Archivo