El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

Solana propone la independencia de los Monegros

Una vez que la nueva "guerra civil balcánica", organizada por el Gran Capitán de los reales tercios de Maastrich, el Solana Vayajeta, está en marcha, con su final feliz firmado en los restaurantes de Strasbourg, Washington y Bruselas (un gran casino y blanqueadero de dinero, con su pastel de opio afgano, hash del Líbano y Marruecos, coca española y vino chianti para toda Europa, en Albania-Kosovo, garantizado por la mayor base aérea, terrestre y naval de los Usa y tira contra quien proteste), los ojos de buitre del mariscal apuntan a los Monegros.
Todo el mundo consideraría razonable que la nación vasca, la más antigua de Europa política y genéticamente (¡lo que les jode!), fuera un elemento a cuidar -como una ballena o una vacaburra- y no a eliminar lo antes posible no sea que respire. Pero se declara -Solana-González (el jeta y el morro), Helmut Kohl (con demasiado chorizo pese a lo bratwurst) y el nunca bien despreciado capo Voysintila- la independencia de Croacia por bulerías, sin consultar ni siquiera a los ustachas nazis croatas o a sus compadres chetniks fascistas y monárquicos serbios, no digamos a la gente normal...
Ahora se cuece Kosovo, lo que en ibérico sería Asturias patria de las Castillas, cuna de la Serbia libre e independiente de alamanes y de otomanos. Y Kosovo es lo más parecido a los Monegros, en riqueza natural, fertilidad y calidad climática, que uno se pueda imaginar, con el agravante de ser aún más montañoso y abrupto. Vamos, todo un paraiso para los inversores en invernaderos.
¿De qué vivirán esos albaneses llevados a Kosovo en camiones yanquis y armados hasta los dientes con lo mejor de las democracias (¿a que a tí te preguntaron?) yanquis, ingleses, alemanes, españoles, italianos...?
Es como si el genio zaplana y su loggia hubieran colocado Terra Mitica en los Monegros, donde ahora pretenden parir un nuevo Las Vegas.
¿Le darán la independencia a los Monegros para que, como los navarros del opus o el conde de Milá y los andorranos, no paguen un duro a la Gran España y sea todo entre Baqueira y Beret? Para que paguen están ya los catalanes que son (som) gilipollas y votan a cualquier chorizo que hable, éso sí, catalán (pobre Montilla, servit a l'hora del postre, fent pinya en un castell de tres sense folre ni manilles i tothom emprenyant per tirar-lo).
Al de la Rosa -y a su señora- lo quieren perdonar y no saben cómo. Pobre. Sólo robó miles de millones. No mató a nadie (los muertos de hambre, como los obreros o los ciudadanos muertos por policías fuera de servicio no salen en las estadísticas, ¿para qué?). Si el parlamento de Catalunya lo revoca el primer tipo puesto a dedo en un despacho por su papá facha de falange, ¿¡cognovas a contar tú, "anónimo" capullo!?


Archivo