El Colomí Missatger

Opinió política, mitologia i història de les religions

La izquierda eufemística

Entre la poca vergüenza de los fascistas de siempre, dando clases de democracia, y la mojigatería de muchos que se denominan de izquierdas -como Pilar Rahola- y que representan y defienden esquemas que, analizados uno por uno, apestan a demagogia, falsedad, manipulación de informaciones, ignorancia palmaria y mucho morro-, y se definen ¡progres!, no es de extrañar proliferen, entre tanta oscuridad y podredumbre, los champiñones. Y como setas sosas que son, quitan las ganas a cualquiera de ni siquiera probar a sus primas más suculentas.

Oigo gente como Rosa, alcaldesa de Córdoba, que cree en Dios y no se le cae la cara de vergüenza, siendo una clara muestra de ignorancia histórica pues, joda a quien joda, ni Jesús existió (aparte de 200 y algo personajes de novela -ver San Ireneo, obispo de Lyon en 180 dne.-), ni Constantino fue jamás cristiano, sino iniciado en los mismos cultos secretos que los demás emperadores soldados (Marco Aurelio, Adriano, Cómodo, Caracalla y su padre...), ni Romulo Augustulo era romano, sino hijo de Orestes, estratega principal de Attila y de nacionalidad griega, y murió Augustulo, no en la muralla de Adriano sino en la Campania italiana, exiliado y arrinconado por una coalición de naciones sarmáticas, dirigidas por el hérulo o gerro Odovacar, mal llamado Odoacro... ¡Hay quien aprende historia en Technicolor: entre Ben Hur, Raza y la Túnica Sagrada! Y ahí está Rosa, la bleda, que Córdoba bien vale una beata...
Hay, desde que el PSUC echó a los comunistas y se agarró a las poltronas, muchos niños bien dándoselas de ser de izquierdas sin haber siquiera leido a Carr, que es algo así como el catón romano para quien quiera entender algo la revolución rusa. No hablemos de Roger Martin du Gard (Premio Nobel cuando valían algo), que en los Thibault desgrana claramente el proceso fascista internacional -asesinato de Jean Jaurés incluido- que condujo al exterminio de millones de obreros para evitar una revolución como la rusa en la putrefacta europa de las aristocracias. En realidad, unos viven de ser hijos de Moa y echarle morro y otros sólo le echan morro y engordan y engordan, tanto como mienten y mienten...
Cuando se inició lo de Yugoslavia nadie se leyó Un puente sobre el Drina, de otro Premio Nobel, Ivo Andric, ya no digamos a Arnold Toynbee, sin duda -y de largo- el mejor director de la más lúcida historia de Europa bajo el conflicto nazi y sus consecuencias posteriores, por decir lo más elemental... Y los comunistas españoles, o mejor los que ocupan las poltronas de los comunistas sin tener ni vergüenza ni escrúpulos, se pusieron al lado del fascismo contra Milosevic, en un coro más ridículo y patético que las charangas gaditanas de carnavales, mucho más de izquierdas desde siempre. Y callan sobre Kosovo y se quedan anchos diciendo que "no es extrapolable" a Catalunya o a Euzkadi... O que detener a alguien porque quiere la independencia y un referendum para saber lo que opina el pueblo, es justicia democrática, mientras la jaima de Gadaffi, el santo varón, se pasea con las de sus primos saudíes -tan respetuosos y modélicos con sus señoras- por los patios del realengo hispano...
Los mismos que siguen haciendo el ridículo cuando no responden a los infinitos Moas que te sueltan en TV3 la caída del muro como si lo hubieran tirado ellos, y no el propio pueblo soviético aplicando el derecho a la autodeterminación existente en la constitución soviética. Esta nuestra sí que es democrática, coño, lo prohíbe y vivadiosquenuncamuereysisemuereresucita, que esto es una democracia modelo, una economía modelo, una arquetípica náusea de cárcel MODELO superpoblada y con overbooking!

Y por eso, porque esta es una democracia, hay que perseguir como terrorista a todo el que defienda que los pueblos tienen derecho a defenderse de la agresión capitalista, llogicament, y ahora el malo en la SGAE es Viriato y el bueno Acebes el legionario.
En resumen, lee uno anónimos de variado nombre, procedencia e ideología, dando lecciones sobre la división de las clases y considerando que la aparición de lo que algún idiota de Harvard (los del fin de la historia y los inevitables ciclos de la economía, que China se pasó por allí hace ya un montón, pero no se enteran, como la chica yeyé), llamó clase media es modelo democrático a seguir. Son los mismos que, sin haber leído -ya no digamos entendido- a Confucio, confunden el "Camino de enmedio", con el camino de la mediocridad, que era el que ya marcaron Goering, Goebbels, Hess y la clerigalla, y que es el que impera "en el mundo libre de Bush".
El que quiera saber, que se compre libros de historia, escritos por los historiadores y no por teólogos (César Vidal), cronistas reales (el de la Cierva) o policías infiltrados (Moa). Estudiar historia en la universidad ayuda, sobre todo si es una extranjera donde no pongan a los profes a dedo los obispos. Que se informe de la buena literatura y no de novelas para tarados mentales, o paridas de Barriletes con familia numerosa y mucha misa que mezclan la ostia con el anticomunismo. Y el que, por ignorar la realidad y amilanarse ante los embusteros profesionales, no sepa donde encontrar argumentos para rebatir anticomunistas, o se avergüence del comunismo que nunca conoció ni de oidas, que se haga socialista o del Opus.
Ahora sale una señora que dice que Europa es antidemocrática. Bueno, sí, Chomsky y yo, entre otros cuatro, ya nos dimos cuenta hace un poco. De hecho, según todas las pruebas, no ha sido nunca democrática sino una plutocracia que cambia de nombre pero mantiene la propiedad cada vez en menos manos. Y el señor Llamazares, que parece "izquierdista", respeta mucho las sentencias judiciales de este país, doctas y sensatas.
A mi pesar, veo cada día menos gente, en los medios públicos, que merezca respeto por su coherencia y sus opiniones. Haro y Llamas ya no están y en su lugar hay nuevos dedignados. Pena y compasión, sí, cada día más. Porque cada día son más los asesinados en el tajo o en carretera secundaria, o en la sanidad pública que acaban usando primero los de la privada, o en la cuneta de la vida porque, cuando se da cuenta de que todo lo que había creído era falso o inútil o pernicioso, ya es demasiado tarde (y lo bueno, estaba prohibido y era muy caro, viejo).

Pero los muertos de hambre, ignorancia, automedicación o exceso de medicación del médico corrupto, con viaje a Mozambique incluido, como los palestinos asesinados a miles por los fascistas israelíes, día a día sin reposo, sólo se merecen que envíen a Joan Roura a Afganistán, porque las Raholas, Villatoros y resto del lobby israelí de Barcelona se cabrean "por su parcialidad". Y que en tráfico pongan más multas en vez de quitar pasos a nivel, cambiar cruces mortales por rotondas, limitar la velocidad de fábrica o asfaltar las secundarias, que son las baratas y no de las Caixa. Y, muy importante para nuestra salud, prohibir el tabaco, que despierta, y fomentar el vino, que ya sabemos lo bien que le sienta al Aznar y al otro primo del que rebuzna.
Izquierdistas, progres y demás, mencheviques todos: la iglesia necesita seminaristas, sumisos, embusteros y sin escrúpulos, con prioridad los pederastas, para asegurarles una poltrona indecente. Dejad de adoctrinar a los buitres -pardalets- sobre cómo huele un cadáver, vosotros que nunca conocisteis las farinetas. Más allá del objetivo comunista -ciencia contra supersitición, igualdad de los seres e individuos desde su nacimiento en el desarrollo y expresión de sus capacidades, isotemía y fin de las castas y privilegios hereditarios- sólo existe el Sukavati (paraíso previo al nirvana) y éso para los budistas, que son unos monjes que dicen que renuncian a todo pero que a lo único que renuncian es a currar...

Como el resto de sus colegas que viven del cuento. ¡Allez, ensembles et jolies a chanter le choir des anges, con Lefévre, Le Pen, Leprodi y Lesuelves, el supèrávito, o el Bono, modelo de izquierdista y socialista sólo comparable al Ibarra, que en vez de hablar de sus latifundios extremeños, acusa a los catalanes de no dejarse robar con alegría, el muy bellotero...

Si Sidharta Gautama levantara la cabeza -que ése sí existió- le haría comer el Rolex al Océano de mierda amigo del gere y la condesa Aguirre...

Lo cierto es que al fin llegué a la conclusión de que los progres son zurdos que se hacen llamar izquierdistas, y los socialistas, fascistas puestos de espaldas y dislexicos que no saben distinguir entre una y otra. Si, cual Confucio, creemos que ej jefe de estado ha de ser el modelo a seguir por los ciudadanos, tampoco es de extrañar ¡àdhuc, al contrari, llògicament, cabóries!

Moiasí Loveo


Archivo